Songs of the Soul


MusicPlaylistRingtones
Create a playlist at MixPod.com

miércoles, mayo 17, 2006

Angel

Halle mediante el olor a olvido que surcaba aquella mañana el aire, tus plumas quemadas, en el suelo tiritando te encontré, entonces me viste y una lagrima surco tu rostro.
Pensé, "tan hermoso, tan magnifico, que has hecho para generar la ira de tu dios¿?", mas no espere respuesta a mi idea, solo era eso, un pretexto para continuar viéndote.
Te cargue y entre mis sabanas dormiste hasta la mañana siguiente.
Días pasaron sin que dedicaras palabra alguna, imagine cien sino mil veces tu voz y la soñé aun mas veces, pero me embelesaste con tu sonrisa, me hechizaste con tus ojos, bastaba me vieras un momento, como si acaso me quisieras, bastaba eso, y todo valía la pena.
Te hice un anillo de rosas, un nuevo vestido con olas de un mar apacible, acaricie tu pelo con el viento mas delicado que pude capturar, "el no te amara" me dije, pero tus manos se posaron en mi hombro esa noche, tus besos descubrieron hasta el ultimo de mis secretos, y fui feliz.
Aquella mañana no estabas, temí, no quedaba pluma, gota de sudor o caricia que atestiguara nuestra pasión, tu existencia, temí y comencé a llorar, entonces llegaste con una rosa y tu sonrisa, al verme te detuviste, quizás lo comprendías, y entonces, creí que tu abrazo fue por cariño, pero hoy sé, solo escribías un prologo.
Mas noches me hiciste tuyo entre silencio y gozo, y cada mañana tardabas un poco mas en regresar, siempre con una rosa, siempre sonreías, siempre me abrazabas.
"Sus alas crecerán" me dije, "sus alas sanaran y volara" pensé, el tiempo paso, la mañana engendro una tarde joven y una anciana noche la relevo, pero no llegaste a mi cama, te busque, allí, viéndola en silencio, una luna reina, te halle, sentado en el suelo agitando suavemente tus alas, como si fuera un deseo, como su tan solo quedase un segundo en la eternidad del tiempo.
Me oíste llegar tras de ti sin siquiera girarte, lo comprendí, y aquella noche llore cuando comenzaste a cantar una antigua canción sin letra, hiciste tuyo mi corazón, y yo falle en lograr que me amaras, toda la noche llore, toda la noche cantaste.
Esa mañana busque estrellas, que dormidas, hubiesen caído de la noche al lago, tres halle, tres, y toda la tarde trabaje, hiriendo mis manos, mas eso supuse no le quitaba belleza, mi sangre era ahora parte de un nuevo regalo.
Te busque, entre mis sabanas, tras el reloj, en el jardín viendo mis rosas, no estabas en las ramas del viejo olmo, ni te encontré durmiendo en el viento, corrí al mar y nada, allí solo vírgenes suicidas de las cuales ninguna te había visto, grite, grite "donde estas¿? te tengo un regalo", pero nadie contesto.
Volví arrastrando mi respiración, como si jamás hubieses faltado, estabas, sentado en mi ventana, mirándome con tu sonrisa y aquellos ojos que nada dejaban leer.
Sin palabras estire mi brazo, y brillo bajo las seis horas de la tarde aquel diminuto obsequio, lo miraste con una sonrisa en tu boca, aun sabiendo lo que significaba aquel presente, tus manos, sin temblor lo tomaron, recuerdo como acariciaste mi pelo, y caminaste por mi lado, alejándote, no gire, no pude, solo te oí batir las alas, sentí el polvo arremolinarse a mis pies, mas no gire.
Entre tus manos, sin temblor, tres estrellas, mi sangre, mi corazón, con ellas hice una pequeña caja de plata y dentro puse lo que ya no me pertenecía, quizás no importo lo que pensé bello, quizás fue todo una simple caricia, no gire, simplemente te alejaste, dejándome morir, de rodillas, con un hermoso recuerdo.

Maximilien guido Sad

4 comentarios:

Cecilia dijo...

Es muy hermoso, Guido, realmente muy hermoso. Es uno de los escritos más bellos que he leído de tu parte.

Yume dijo...

Realmente en esta ocasion me ha maravillado este escrito en el cual he encontrado muchos sentimientos, es bello y ha llegado a mi corazon, no siempre podemos lograr ser amados pero eso no quiere decir que no entreguemos el corazon y hasta nuestro ultimo aliento.

Elina dijo...

Es hermoso... me sentí identificada... Pues he entregado mi corazón y ya di mi último aliento.
También me pareció bello y llegó a mi corazón.

Au revoir

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.