Songs of the Soul


MusicPlaylistRingtones
Create a playlist at MixPod.com

jueves, marzo 23, 2006

24 de Marzo del 76

Ruidos sordos en la noche, otra vez aquella triste melodía. La calle se arma de silencio cuando sus sombras aparecen, rápidas, sencillas, oigo como derriban la puerta de Martínez, el vive en el frente de casa, gritos, oh si, algunos gritan, casi siempre son las esposas, los niños lloran, si, ha sido así las otras veces, pero no puedo meterme, no tengo nada que ver, el tiene la culpa, seguro dijo o hizo algo que no se debe, pues a nadie lo buscan por nada.
La ciudad esta gris, el sol esta como ausente, ya siquiera daña verlo directo, es como si estuviese frío y apagado.
Nadie habla, me parece bien, muchos se buscan problemas abriendo la boca, parece que disfrutaran yendo en contra del progreso y el orden, que lastima por ellos.
Acaban como Martínez, o Benedicto, cierto, Benedicto, me encantaba ir a jugar al truco en su casa, bueno, con el no hubo gritos, vivía solo, decía que ya hallaría a la mujer indicada, lo sabría al verle los ojos, lastima era buen tipo, pero algo debe haber hecho, a nadie lo llevan por nada.
Que bien esto del control en la calle, se vive cierto aire de paz, la gente hace lo que tiene que hacer y vuelve a sus hogares, no hay vagos dando vueltas, incluso que me soliciten el documento en cada cuadra no me molesta, todo sea por este ambiente tan armónico.
Me acuerdo antes el ruido de las fiestas al final de la calle, ah, si, la peña del final de calle, ahí conocí a Rosita, que linda mina, esos ojazos que tenia, y como bailaba, con ella si hubo ruido me acuerdo, tuve que subir mucho la tele para evitar tener algo que ver, su padre, que hombre, salir a amenazar al progreso y al orden, alegando que Rosita era inocente, no la hubieran culpado de algo solo porque si, a nadie lo golpean así por nada.
Las flores del barrio se marchitaron mucho, será la proximidad del invierno¿?, si, seguro es eso, lo irónico es que mientras las flores parecen menguar cada vez mas, las ventanas y puertas tapiadas germinan con locura.
Ojala alguien se ocupara de las flores como antes, ay!, si si, el hijo de la señora Gutiérrez, como se llamaba el pibe¿? esos pelos largos que la hacían renegar tanto a la madre, je que caso el pendejo, ah si, Ricardito, el si que le mantenía el jardín a la vieja, era excepcional el flaquito, pensar que tenia tan malas juntas, cuando llegaron a buscarlo sacaron a como seis de la casa, pobre mujer, le tuvieron que pegar para que deje de llorar, pero bueno, ella también, llorar por un chico de pelo largo, algo hizo, a nadie lo arrastran entre las piedras por nada.
Que pocos vecinos quedan, una lastima, ya no hay con quien charlar, aunque tampoco era conveniente, parece que todo el mundo esta contra el progreso y el orden, parecen buena gente y debe ser así como se disfrazan, de curas, de obreros, de maestros, de enfermeras, de periodistas, de estudiantes, de músicos, de poetas, de madres, de padres, de hijos, de hermanos, si, así debe ser, aparentan pero en el fondo están contra del orden y el progreso, por eso los buscan, a nadie lo buscan por nada.
Hace dos noches se fue Barrutia, y como me imagine, al ratito nomás lo fueron a buscar, claro, debe de haber andado en algo ese, pero que hombre, arruinarse la vida por evitar que le den unos palazos a un grupito de pibes disidentes, este Barrutia no entiende que solo así se logra un país hermoso, calmo, unido, progresista, ordenado, un país moral.
Hoy pensaba que quizás halla algo raro, anoche llegaron a la casa de Gustavo, que yo sepa Gustavo solo se hacia cargo de distribuir ropa y comida en las villas por parte de la iglesita santa Ana, se llevaron también a Mirta, la esposa, y ella si que pongo las manos en el fuego, era mujer de casa nomás, que iba a hacer una ama de casa, apague la tele y mire por la ventana esta vez, no quería meterme, pero es algo raro, y mire, y me vieron...
Ruidos sordos en la calle, frenan en seco, son quizás dos o tres autos, siempre al menos siete hombres, y de prisa me pregunto, "hice algo malo¿?, lo pensé¿? no debemos pensar en contra del progreso y del orden, pero como lo sabrían ellos¿? ver debe estar mal, seguro debe estar mal ver y preguntarse si es lo correcto, pues, ya lo se, nadie desaparece por nada".
Ese verde, es bastante feo ese auto verde, los escucho avanzar por mi jardicinto y algunos pasan para el patio, patean la puerta, vidrio estalla, pasos, muchos pasos en mi piso de madera, esta vez la tele esta apagada pero no importa, je soy el ultimo del barrio, y allí me encuentran sentado en mi silloncito de cuero, esperando el castigo que merezco por ver, por pensar, gritos, gritos, no tengo esposa, no tengo hijos, pero ahora entiendo que aun en el silencio hay gritos...

A 30 años de la desaparicion de seres humanos que hoy deberian estar.

Maximlien Sad 24/03/2006 "En un país donde la justicia es ciega, tener razón es peligroso"

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Imagino la situación. Es duro el análisis del texto, como el último justifica su propia captura por el progreso, de hecho, justifica todo con el "deber ser"...
Qué irracional es el mundo cuando quiere, no? Que tengamos que cortar la vida por una manera de pensar... Pero "así tiene que ser", no?... Alondra.

negropablo_avellaneda dijo...

Bien pintado! Original enfoque desde el "algo habrán hecho". Siempre es necesaria la memoria!!!
Un abrazo!